Imagen: Getty Images

La OMS define al asma como “enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias, que varían en severidad y frecuencia de una persona a otra. Los síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agrava con la actividad física o por la noche”.

Pero no es una enfermedad que te impida tener una vida normal, si pones en práctica estos consejos y aprendes cómo manejarla puede hacer lo que desees, incluso deporte.

Evita las zonas húmedas y oscuras

Imagen: Getty Images

No entres en lugares en donde puede haber moho, este es uno de los factores que más detona los ataques de asma. Lo ideal es que compres un deshumidificador y lo tengas en el ático o en cualquier sitio que sea propenso a esto. Recuerda abrir siempre las ventanas y evita guardar ropa en armarios húmedos.

Alergia y asma van de la mano

Imagen: Getty Images

La mayoría de personas que tienen alergia también padecen de asma, de hecho según la Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología 78% de quienes tienen alergia han tenido ataques de asma alguna vez en su vida. Por esta razón las alergias no deben tomarse a la ligera, si no se tratan oportunamente pueden terminar en problemas crónicos como el asma y la sinusitis.

No tienes que olvidarte de tu mascota, solo manténla muy limpia

Imagen: Getty Images

Años atrás se creía que todo aquel que tuviera asma o algún tipo de alergia no podía tener mascotas, las últimas investigaciones han demostrado que esto no es así, de hecho el contacto con animales hace que las personas, especialmente si son niños, se vuelvan más fuertes. Para evitar que el pelo de tu perro/gato te haga daño pídele a alguien que lo cepille todos los días fuera de casa.