Imagen: Getty Images

Esta nuez asiática promete una alternativa para dejar de fumar. La nuez de betel es usada en la medicina oriental gracias a sus múltiples propiedades curativas y estimulantes pues provoca los mismos efectos que seis tazas de café.

En el Encuentro Nacional de  la American Chemical Society demostraron que el efecto de la arecolina, sustancia que se encuentra en esta nuez, hace que los fumadores dejen la dependencia a la nicotina.

Imagen: Getty Images

La gran ventaja es que no tiene los efectos negativos que tienen las drogas que ayudan a vencer la adicción al cigarrillo, sin embargo, esta nuez tiene un lado oscuro; junto con el café y el alcohol es considerada como una de las sustancias que más alteran el cerebro.

En Asia los trabajadores del campo la utilizan desde hace cientos de años, esta nuez hace que las personas puedan sobrellevar las largas y duras jornadas.

Imagen: Getty Images

Nicole Horenstein, uno de los científicos líderes de la investigación, dice que comenzarán las pruebas con animales para aprobar su uso medicinal en occidente.