Imagen: Youtube/ParamountPicturesMexico

El miedo de muchos actores de películas de terror es que lo que actúan se conviertan en realidad; según Francisco Javier Gutiérrez, director del Aro 3, esto fue lo que pasó en medio de la grabación de la película.

En el portal Sensacine comentó que un día llamó a su casa y le contestó una niña pequeña que le cantó el cumpleaños.  Pensó que se había equivocado, volvió a marcar y esta vez le contestaron sus familiares.

La segunda vez que sintió que algo no estaba bien fue en Atlanta, Estados Unidos, en donde se comenzó a llenar todo de moscas, lo que no es nada usual en tiempo de verano en esa zona.

La película está desde el primero de febrero, y como las anteriores sigue siendo de las más visitas en este género.