Imagen: twitter/XimenaSuarezott

Ximena Suarez es uno de los seis sobrevivientes del vuelo de LAMIA que llevaba al equipo de fútbol brasileño Chapecoense, en el que 71 personas perdieron la vida. La azafata boliviana está desesperada, pues no cuenta con los medios necesarios para mantener a sus dos hijos pequeños “Hasta ahora no he recibido ninguna indemnización … me deben 5 meses de salario” afirma.

Hace unos meses Ximena comenzó una campaña por redes sociales para reunir fondos para su manutención, ella dice que por sus problemas de salud no puede trabajar. Para esta campaña Ximena creó una página web en la que las personas que lo desean pueden hacer donaciones. “Soy Ximena Suárez Otterburg, sobreviviente del accidente de LAMIA en Colombia, tengo 28 años, nací en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, soy madre soltera de dos niños uno de 6 y 2 añitos, a los cuales mantengo” así es la introducción de la página web.

Imagen: Getty Images

Debido a los daños físicos y psicológicos que sufrió Ximena por el accidente no podrá trabajar por un tiempo, “lamentablemente en este momento no puedo pararme ni sentarme por problemas de columna y de un pie, por eso estoy pidiendo esta colaboración” dice Ximena.

La campaña ha desatado todo tipo de reacciones, hay algunos que la apoyan pero otros solo afirman que se está aprovechando de la situación para generar lástima. A raíz de las críticas escribió en su cuenta de Facebook “Quiero hacer pública mi tristeza y decepción por esos cientos de bolivianos compatriotas míos, que se han empeñado en atacarme”.

Según las investigaciones, el accidente se dio por falta de combustible, la aeronave no contaba con el necesario para realizar este viaje. El pilotó, quien también falleció en el siniestro, era el encargado de revisar la cantidad de combustible y el buen estado general del avión, por lo que si es responsabilidad de la aerolínea indemnizar a las personas.

Imagen: Getty Images