Imagen: Getty Images

La cerveza se convirtió en el nuevo Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, llegando al mismo lugar de las danzas turcas y las artesanías peruanas. Este importante reconocimiento se lo otorgó la UNESCO a las cervezas belgas, su sabor, textura y color hicieron que fueran declaradas como las mejores del mundo.

Imagen: Getty Images
Imagen: Getty Images

Los amantes de la cerveza belga están llenos de felicidad, esta bebida se ha convertido en un ícono de la cultura universal, su fermentación es el verdadero secreto, pues esta se logra gracias un hongo que solo se encuentra en el valle Senne.

Existen más de 1.500 tipos de cerveza artesanal producidos en Bélgica y cada región de este país tiene su preferida, los belgas acompañan casi todas las comidas con esta bebida gaseosa y cada vez que una nueva categoría es lanzada al mercado, el gobierno de esa región organiza catas, tanto para amateurs como para expertos, en donde la dan a conocer.

Imagen: Getty Images
Imagen: Getty Images

La tradición cervecera en Bélgica ha trascendido fronteras,  por eso si viajas a Europa, o simplemente si decides beber algo de calidad, no puedes dejar de probar la cerveza que ahora ostenta el título de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.