Imagen: research.archives.gov
Anterior1 of 7Siguiente

La frase del día 

“No toleraré ninguna artimaña que ponga en entredicho la seguridad y protección de los intereses de Francia”

Imagen: business.financialpost.com
Imagen: business.financialpost.com

 Wikileaks pasará a la historia como la palabra preferida por periodistas e investigadores y odiada por las centrales de inteligencia de los Estados, especialmente de EE.UU. Difícilmente, exista otro portal de Internet capaz de poner en serios aprietos diplomáticos a Washington con el resto de sus aliados, y de levantar toda una tormenta mediática en cuestión de segundos. La organización, que lleva años difundiendo asuntos clasificados de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EE.UU, afirma que los tres últimos presidentes de FranciaJacques Chirac (1995-2007), Nicolas Sarkozy (2007-2012) y François Hollande (desde mayo de 2012)- han sido espiados por los servicios secretos de Estados Unidos. 

El nuevo escándalo de espionaje se produce dos años después de que se conociese que la NSA también había espiado a la canciller alemana Angela Merkel,  solo unos meses después de que la prensa alemana asegurase que los espías alemanes colaboraban con los estadounidenses para, entre otras misiones, controlar y vigilar a los líderes políticos del país galo. En febrero de 2014, el presidente Barack Obama garantizó a Hollande en Washington que la NSA había puesto fin a las prácticas de espionaje de dirigentes en países aliados.

“¿Cómo un país que se sitúa por encima de todo las libertades puede a continuación pisotearlas?”, se pregunta el Partido Socialista (en el poder desde 2012). Por su parte, la líder del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, aseguró que el espionaje indica que EE.UU. simplemente “no es un país amigo”.

Fuente: elpais.com

Anterior1 of 7Siguiente